Noticia ampliada

CORIMBO, EL VINO QUE TE HACE BEBER EL PAISAJE DE LA RIBERA DEL DUERO BURGALESA
25.03.2015
Nuestros vinos


Mario Rotllant y Agustín Santolaya presentan en una cata inédita la evolución de Bodegas LA HORRA cinco años después de su lanzamiento. 

Evitar la madera excesiva, la sobreexplotación y la sobremaduración son las claves del éxito de CORIMBO, consiguiendo un Ribera del Duero elegante y fresco.

Cinco años después de la puesta en marcha del proyecto en Ribera del Duero, con la experiencia y el conocimiento de Bodegas RODA, se ha presentado en Madrid la evolución de Bodegas  LA HORRA en una cata con las añadas 2009, 2010 y 2011 de CORIMBO y CORIMBO I acompañada de la gastronomía del restaurante El Paraguas.

Mario Rotllant, copropietario de Bodegas RODA y de Bodegas LA HORRA, explicó como "hace ya unos años decidimos iniciar una nueva aventura para profundizar en el tempranillo de la Ribera del Duero. Disponíamos del conocimiento y la experiencia de Bodegas RODA sobre esta variedad, su capacidad de envejecimiento caracterizados por su gran elegancia y para poder ser disfrutados desde su momento de comercialización. La evolución a lo largo de estos años ha sido muy positiva, ya que a día de hoy Bodegas LA HORRA con CORIMBO ha llegado a 35 países y el mercado español representa un 40% de sus ventas. Los mercados internacionales más importantes para la bodega son Reino Unido, con un 8,5%; Suiza, con un 7%; Estados Unidos, con un 5,5%; Alemania, con un 4,5% y China con un 4,5%."

Presente y futuro de Bodegas LA HORRA

Durante la presentación se analizaron las áreas fundamentales de la empresa: la evolución de la viticultura, los conocimientos de las zonas de cultivo y la consolidación de las fincas; la confirmación del estilo de los vinos de la bodega; el asentamiento de las líneas de I+D+i; la evolución del mercado a nivel nacional e internacional; y el plan de desarrollo de todo el proyecto. 

Evolución de la viticultura

Agustín Santolaya, Director General de Bodegas RODA y Bodegas LA HORRA, detalló los motivos por los cuales eligieron esa zona. "Cuando estábamos diseñando el proyecto de Ribera del Duero decidimos elegir el entorno de La Horra por sus viñedos viejos, los suelos profundos en los que se mezclan las arenas con horizontes cálcicos y fondos arcillosos y por el clima más fresco del norte de la Ribera Burgalesa. En nuestra corta experiencia en la Ribera del Duero ya hemos tenido la oportunidad de elaborar seis añadas y estamos convencidos de que la elección ha sido acertada. La Horra y su entorno forman el corazón de la Ribera del Duero de Burgos, zona donde la tinta del país alcanza la expresión que buscábamos; raza, vida y finura al mismo tiempo, además de capacidad de envejecimiento.

Contamos con 50 hectáreas de viñedo en las mejores parajes de la zona: 10 de más de 50 años que se emplean para CORIMBO I, 30 de 25 años que se emplean para CORIMBO y el resto son plantaciones jóvenes que todavía no entran en la bodega".

El estilo de los vinos

Agustín Santolaya explicó la singularidad de  CORIMBO. "Tres son las líneas que han marcado su nacimiento: evitar la madera excesiva, la sobreextracción y la sobremaduración. Intentamos que se beba de una forma más transparente el paisaje de la Ribera del Duero."

Así, en bodegas LA HORRA se elaboran dos vinos: CORIMBO y CORIMBO I. Procedente de viñas de 25 años de media, CORIMBO es un vino de buena intensidad, con frutas rojas y negras, principalmente cerezas y moras. La madera está muy bien integrada respetando la fruta y aportando una nota cremosa muy agradable. Aparecen también plantas aromáticas del pinar. En boca, la fruta está presente con sensación de frescura de la cereza bien madura, las notas de moras de zarzamoras y una tanicidad muy fina. Por otro lado, CORIMBO I, procedente de viñas de más de 50 años, se caracteriza por la fruta negra. En nariz es profundo y de gran complejidad, con notas de chocolate con las hierbas aromáticas y especias dulces que culminan con la sensación de violetas finísimas. Si bien sugiere el sabor a fruta negra y roja, en boca se muestra aéreo, delicado, expresivo, voluminoso, elegante, fresco y complejo.

Asentamiento de las líneas de I+D+i

Bodegas LA HORRA ha trabajado en dos líneas de investigación. La primera ha sido el estudio de los taninos y de los métodos de extracción para evitar la astringencia colaborando con la Universidad de Salamanca. La segunda, en la que se trabaja actualmente, es un proyecto de enorme calado en el que se está recuperando la biodiversidad de la tinta del país en ocho municipios del entorno de La Horra.

Durante dos años de trabajo se han seleccionado 421 cepas en los viñedos más viejos de la zona. Esta primavera Bodegas LA HORRA plantará en los campos de ensayos 120 formas distintas de tempranillo que están libres de virosis y representan la realidad de las antiguas viñas de la región. Como afirma Santolaya, "en esta gran Arca de Noé están las soluciones a muchos de los problemas futuros de la viticultura y ahora trabajamos en seleccionar un grupo de plantas que sea capaz de afrontar con éxito los rigores del cambio climático". 

Mario Rotllant ha remarcado que "en RODA, con toda la humildad, fuimos pioneros hace 25 años a la hora de revalorizar el viñedo viejo en La Rioja, introducir en la denominación la mesa de selección, volver a utilizar las tinas de madera y roble en la época del inoxidable y en realizar las fermentaciones malolácticas en barrica de roble francés. Desde 1998, año en que RODA empezó a tener resultados positivos, se ha invertido una media del 7% de la facturación en I+D+i. En Bodegas LA HORRA en los dos últimos años hemos invertido el 15% y seguimos apostando por la investigación, en nuestra vocación de empresa."

Evolución del mercado 

Agustín Santolaya destacó las previsiones en las cifras de ventas. "En 2014 la cifra de ventas fue de 55.000 botellas y esperamos cerrar 2015 con 72.000 vendidas; 98.000 en 2016; y 115.000 en 2017. El PVP aproximado de CORIMBO en el mercado español es 20€ y el de CORIMBO I  de 40€"

Plan de desarrollo

En 2009 se construyó la primera fase de la bodega destinada a la elaboración que el el futuro, dentro de la edificación definitiva, pasará a ser la nave de vestido, expedición y producto terminado. Para el año 2015 está prevista la construcción de otra nave, que inicialmente se utilizará para crianza y botellero, con una inversión de 700.000€ y que, en su destino final, estará dedicada a la viticultura. 

La bodega definitiva, cuyo proyecto ya está finalizado, se comenzará previsiblemente en 2018. 

Bodegas LA HORRA

En abril de 2009 se funda Bodegas LA HORRA de la mano de Bodegas RODA y los hermanos Pedro y Pablo Balbás. Situada en el término municipal de La Horra (Burgos), en una finca de 20 hectáreas ubicada entre pinares al sur del Monte de Villalobón, a dos kilómetros al oeste del casco urbano, elabora dos vinos con la variedad tinto fino: CORIMBO, con viñedos de 25 años, y CORIMBO I, con viñedos de más de 50.

Las 50 hectáreas de viñedo se cultivan con el máximo respeto al medio ambiente, siguiendo las líneas de la viticultura ecológica. El objetivo es elaborar vinos que sean un fiel reflejo del paisaje de la Ribera del Duero Burgalesa, aportando elegancia y frescura a la fuerza característica de la tinta fina de la región. Además, la I+D+i es una de las principales líneas de trabajo de la bodega. 


 
  • UNIÓN EUROPEA FEDER - Europa. Trabajamos juntos.

Avda. Vizcaya, 5. Barrio de la Estación. 26200 Haro (La Rioja). +34 941 30 30 01

 

Política de privacidad ®2011 Bodegas RODA Todos los derechos reservados