[[ $t('ICEXNEXT_TEXT_RODA') ]]

EU
RODA botella
RODA
Representa uno de los dos perfiles de la maduración del Tempranillo: la fruta roja
En Roda buscamos los pagos que ese año han madurado con la sensación de fruta roja, con la expresión de los aromas presentes en el borde de la copa, dispuestos para ser sentidos de inmediato, con notas de especias dulces y una agradable frescura. En boca la fruta roja es la protagonista, con un paso de boca fresco, largo, sedoso y de volumen continuo. Antes de la cosecha de 2002, RODA se llamaba RODA II.
Cata
play button

AÑADA CLIMATOLÓGICA

419 mm. de precipitación. Invierno y primavera lluviosos. Comenzó la añada con buenas reservas de agua. Adelanto del ciclo desde el inicio. Verano muy caluroso y seco. Temperaturas máximas de 35ºC - 37ºC.

Los viñedos equilibrados soportaron bien la falta de lluvia. Precipitaciones a mediados de septiembre que redondearon la maduración y salvaron el estrés hídrico. Tiempo magnífico hasta la vendimia.

INFORMACIÓN TÉCNICA

Variedades:

89% Tempranillo, 11% Graciano.


Viñedo:

Cepas de más de 30 años de edad en su mayor parte plantadas en Haro y pueblos limítrofes. Rendimiento medio 1,5 kg/cepa.


Elaboración:

Fermentación alcohólica en tinas de roble francés (con control de temperatura), seguida por una fermentación maloláctica en barrica francesa.


Crianza:

En barricas de roble francés. 40% nuevas y 60% de segundo uso. 16 meses en barrica y 30 meses en botella antes de salir al mercado.


Estabilización:

Por métodos naturales; clarificación con clara de huevo.


Alcohol:


14,5% Vol.


Presentación: 


Cajas de cartón de 6 botellas.


Formatos:

Botellas de 50 cl., 75 cl., 1,5 l., 3 l. y 6 l.

CATA

Color:

Capa media alta, intenso fondo rojo con un rojo vivo en el ribete.


Nariz:

Muy intensa con la madera maravillosamente integrada. Fruta roja en la gama de la cereza madura, con notas negras y frescas. Sensación floral muy agradable de violetas frescas y notas finas de monte bajo. Gran complejidad.


Boca:

Buen volumen, sin vaguadas, con la presencia en boca de las añadas de maduración perfecta y marcando una nota de diferencia con las añadas inmediatamente anteriores. La cereza en su punto de sazón domina el paladar, con una agradable frescura. Taninos finos y un retrogusto largo y fresco. Gran ejemplo de un año de madurez mediterránea en la zona más atlántica de Rioja.

VEN A VISITAR NUESTRO BAR DE VINOS