[[ $t('ICEXNEXT_TEXT_RODA') ]]

EU
RODA I
Fruta negra en un vino con carácter que mantiene la frescura de la fruta.
Roda I está ensamblado por los pagos que ese año han madurado con la sensación de fruta negra. La fruta negra, honda, casi siempre dominada por la ciruela, acompañada de notas minerales, chocolate, sensaciones balsámicas, forman un todo que va fluyendo lentamente desde lo más profundo de la copa hasta hacerse enorme al entrar en la nariz que lo espera. En boca, el volumen se hace patente, la complejidad frutal envuelve suavemente el espacio bucal notándose los taninos abundantes y fundidos. El vino se alarga marcando el recuerdo por vía retronasal cada vez que se respira. Perdura una sensación de fruta y de frescura que invita a continuar bebiéndolo.
PEÑÍN
94
GOURMETS
97
JAMES SUCKLING
94

AÑADA METEOROLÓGICA

El ciclo comenzó con una sequía enorme.

En el mes de abril, ya con racimos visibles, una gran helada afectó a todos los viñedos. En cuanto a lluvias, se ha producido una precipitación total de 440mm. El ciclo ha terminado con escasas precipitaciones y altas temperaturas. Comenzamos con la vendimia el 4 de septiembre, siendo el año que más pronto se ha vendimiado.

INFORMACIÓN TÉCNICA

Variedades:

90% Tempranillo, 6% Graciano y 4% Garnacha.


Viñedo:

Más de 30 años. 1,5 kgs./cepa.


Elaboración:

Fermentación en tinas de roble, con temperatura controlada.


Crianza:

En barricas de roble francés. 50% nuevas y 50% de un vino. 16 meses en barrica y 20 meses en botella.


Estabilización:

Por métodos naturales; clarificación con clara de huevo.


Alcohol:

14,5% Vol.

CATA

Color:

Intenso y brillante, de capa alta, con fondo rojo picota y ribete rojo.

 

Nariz:

Sorprende la complejidad de los aromas y la calidad. Excelente nariz. Hay una superposición de capas aromáticas que van expresándose. La madera está muy discreta, siempre sujetando la fruta y las notas especiadas.

La capa de aromas frutales es abundante, con claro perfil de frutas negras, destacando la ciruela negra y los arándanos. En la capa de las especias hay un juego de clavo de olor, pimienta negra y un ligero toque de canela. En el fondo se aprecian detalles de flores blancas muy sutiles.

El aroma a tierra húmeda, que trae recuerdos minerales se mezcla con el del cacao en una capa aromática realmente agradable.


Boca:

Tiene buen volumen y un tacto agradable. El tanino está presente, pero es muy fino, de gran calidad. Sobresale en la boca el carácter frutal de perfil negro y la protagonista es la ciruela.

Hay una nota ligeramente amarga, como la del hueso de las frutas, muy agradable, que aporta personalidad al conjunto. Está pleno de sabores y la madera aparece en boca perfectamente ensamblada.

VEN A VISITAR NUESTRO BAR DE VINOS